O-KAERI NASAI

maikos tadaima -en casa-Coches de ocasionanunciosjuegosTest de VelocidadLetras de cancionesCompra y venta de pisosOfertas de Trabajo

lunes, 27 de julio de 2009

MANGETSU




Hito hana dani
Chirazaru ima no
Toki tomare


Ahora que no cae ni un pétalo,
Justamente ahora,
Oh Tiempo, detente










Mangetsu despertó furiosa consumida por el deseo de destruir a Hinode, la esencia del dios Sol.

Sobrecogida por el espanto y el horror reinantes en el caos de asolación y ruina provocados por el dragón, aspiró lentamente el aire puro y vacío del Universo, y sopló, abriendo un camino entre las nubes, blanco estelar, lleno de escarcha y rocío, de frío entre las llamas, y lanzó su rayo de luz brillante y níveo por donde cabalgaría Funbetsu, el Soldado de la Noche, en su alado y blanco caballo pálido, fortaleza inexpugnable de hielo en mitad de la Oscuridad.

Mangetsu, la fría y pálida tez del Espacio contuvo el aliento mientras observaba avanzar a Funbetsu... la Esperanza iba tras él, aquella que la Luna quiso enviar a los humanos desheredados por la Luz del Sol, mediando entre el justo castigo a su soberbia y la oportunidad de empezar de nuevo.

Funbetsu, el Soldado de la Noche, desenvainó su espada de luz y de su garganta escapó un grito de guerra que aturdió los oídos de los hombres, deteniendo la vida en la Tierra, haciendo brotar otra vida diferente portadora de Esperanza en suelo árido y destruído.

Y con un solo giro de su sable, segó la vida de Hinode, la pura esencia del dios Sol, coronando a la Oscuridad como Reina del Universo, abriendo paso en su camino de hielo a la nueva y fría luz de la Esperanza, otorgando a los hombres una oportunidad para empezar de nuevo y dejar el inicio a un Sol radiante y lleno de vida.

La Era Mangetsu comenzaba a latir. Su frío pulso empezó a inundar lentamente las tierras arrasadas, y con su aliento de vida arrastró la arena que alzaría un nuevo templo para el nuevo guardián de los hombres en la Tierra...

Funbetsu, el Soldado de la Noche, construiría para los hombres el Templo del Dragón de la Luna...


MANGETSU : Luna llena
HINODE : Amanecer
FUNBETSU : Juicio, Sensatez


Este relato es propiedad de su autora y está protegido

2 Hablan los Danna:

Sidel dijo...

Que genial, no estaría mal probar un reino de la luna, aunque fuera permanente, porque la noche tambien tiene sus encantos...Estupendo como siempre, aunque en la vida real lo que nos da el equilibrio a nuestra existencia quizá sea la fuerza de las dos. Noche y día para poder vivir...Besos!

Mjesus dijo...

Estupenda forma de describir la noche. Es un relato muy bonito, como es costumbre en tí: tienes magia adornando las situaciones que son sencillas.
Besos