O-KAERI NASAI

maikos tadaima -en casa-Coches de ocasionanunciosjuegosTest de VelocidadLetras de cancionesCompra y venta de pisosOfertas de Trabajo

viernes, 27 de marzo de 2009

MAIKO, LA APRENDIZ (II). El Misedashi



Para llegar a ser una geisha no es imprescindible empezar el camino como Maiko, pero las que siguen esta vía tradicional llegan al final con una preparación sólida y extensa, lo que las hace ser muy valoradas, solicitadas y las dota de un mayor prestigio.
Transcurrido el Minarai, el aprendizaje mediante la observación, la Maiko ya puede ser presentada en sociedad y se prepara su debut: la Okâsan o dueña de la casa para la que trabaja encarga una serie de kimonos y accesorios para la ocasión.

La preparación del debut es un nuevo ritual al que se le llama misedashi ("abierto al público"). La nueva Maiko se dedica entonces a repartir su tarjeta de contacto (sashigami) por toda la comunidad, casas de té, restaurantes, y que le sirve para presentarse con su nuevo nombre e incluye también el nombre de su hermana mayor (onêsan), porque la aprendiz, una vez es admitida en el karyûkai, se le asigna un nombre nuevo, derivado a su vez del nombre de su hermana y que se registra en el kenbán o archivo de la comunidad.
La maiko deja de utilizar su nombre de nacimiento y pasa a formar parte de la "familia" de su hermana mayor, así, si la hermana pertenece a la familia Ichi- como Ichiko, a la nueva debutante se le asignará un nombre con la misma raíz, como Ichikuro, Ichimame o Ichiume.
Mientras tanto, en la puerta de la okiya se cuelgan los mokuroku, grandes pósters llenos de colores que son las felicitaciones y deseos de suerte de otras compañeras, amigos, familia y actores del kabuki o teatro japonés.

KIKUTSURO, nueva maiko de Kyoto y sus Mokuroku


La maiko se viste con un kimono negro que lleva el emblema de la okiya a la que pertenece, y se colocan en su peinado dos ornamentos llamados
bira-bira, considerados amuletos para la buena suerte.


3 Hablan los Danna:

Naoko Hatake dijo...

Hola!!! wiii ya lo seguiste!!!
leo leo !!!

Por cierto si, me encantan los vampiros y sueño con ellos, ya he soñado con Vladimir varias veces... me pregunto si estara esperandome en algun lugar? jeje, eso es algo que me muero por escribir tambien ^^

y voy a esperar tu opinion de conflicto ^^ wiii.

me voy xq tengo que seguir con la estudiada, y a la noche fiesta !! jeej
besitos !!!

Sidel dijo...

Muy interesante y me gustan los bira-bira, pero esto ya no se hace en la actualidad, no? o sí, pero de una manera menos tradicional???Besitos.

Carolina dijo...

Bueno, la verdad es que todo cambia y se moderniza. Piensa que antiguamente las maiko eran niñas vendidas por sus padres a las okiyas. Ahora se introducen en este mundo por vocación y voluntad propia, e incluso si no conocen a nadie que las introduzca, contactan por internet o e-mail con alguna geisha para que las ayuden. Pero lo fundamental sigue existiendo, porque para ellas la tradición forma parte de sus vidas, y como tal la respetan y mucho.